La Garganta de los Infiernos, en el Valle del Jerte, Cáceres es una increíble reservar natural para los amantes de la naturaleza. Está incluida en la Red de Espacios Naturales Protegidos de Extremadura y destaca por sus maravillosos paisajes que incluyen una flora y una fauna espectaculares, sus saltos de agua y cascadas, sus arroyos y riachuelos y sus marmitas. Todo un aventura que te está esperando.

La Garganta de los Infiernos, un gran atractivo turístico

La Garganta de los Infiernos se ha convertido en todo un reclamo turístico para los amantes de la naturaleza. Tiene uno y mil secretos por descubrir y resulta una de las aventuras más inolvidables que puedes vivir. ¿Qué no deberías perderte?

El Chorrero de la Virgen una cascada impresionante que puede divisarse desde el mirador.

Ruta de los Pilones. Aunque, desde el centro de interpretación puedes elegir entre diferente rutas, esta es la más escogida entre los viajeros. Tiene 6 km de longitud y puede hacerse a pie en unas dos horas. Está muy bien señalizada. Si estás buscando entre las mejores rutas y excursiones del Valle del Jerte, esta se encuentra entre las mejores.

La zona de Los Pilones. Sus marmitas gigantes son grandes pozas surgidas en la roca resultado de la erosión fluvial. Unas increíbles piscinas naturales para disfrutar en un día de calor. Puedes contratar una excursión en coche eléctrico por 30 euros.

El centro de interpretación. Su entrada es gratuita. Puedes encontrar todo tipo de información sobre rutas, sus ecosistemas y su biodiversidad. Hay un diorama en el que se representa el hábitat típico.

Sus tres glaciares: el glaciar de la Serrá, el glaciar de San martín y el glaciar de Asperones.

Su fauna: aves rapaces, el buitre leonado, el halcón peregrino, los milanos, las ginetas y los gatos monteses.

Su flora: bosques de ribera, bosques caducifolios, piornales serranos y pastizales alpinos.

El municipo de Cabezuela del Valle destaca por su patrimonio histórico artístico. No te pierdas el Museo de la cereza y la iglesia parroquial de San Miguel Arcángel.

El Valle del Jerte. Visita la plaza de la Independencia y la ermita del Cristo del amparo. Y para reponer fuerzas, alguno de sus restaurantes. Prueba uno de sus platos con su ingrediente estrella, la cereza. Y si vas entre junio y julio, consulta su extenso programa de actividades lúdicas ‘La Cerecera‘.

Tornavacas. Increíbles paisajes para un senderismo inolvidable. Destaca la Garganta de los Papúos, la Garganta de los Hoyos y Puerto Castilla.

Algunos datos que te pueden interesar

– Dónde se encuentra: entre la Sierra de Tormantos al noroeste, el río Jerte y la Sierra de Gredos al suroeste.

– Se puede visitar en cualquier época del año aunque, bañarse en algunas de sus bañeras naturales en pleno verano es toda una gozada.

– Puedes hacer rutas en bicicleta, a pie o incluso a caballo.