La instalación de puertas automáticas se ha convertido en algo fundamental a día de hoy para cualquier tipo de negocio y también para uso doméstico, estando presentes en la gran mayoría de garajes o parkings, que buscan aumentar tanto la seguridad como la comodidad o el confort. Y sin duda lo consiguen.

Muy pocos son los casos en los que actualmente nos encontramos con puertas manuales, que parece que poco a poco se han ido quedando en el olvido, y no es de extrañar, ya que se muestran como opciones mucho menos cómodas y seguras, que cada vez resultan además mucho más rentables gracias a sus precios competitivos y económicos.

Conscientes de ello, hemos querido preparar un post con la ayuda de Dacceso, una tienda online especializada en automatismos para puertas, en el que os vamos a contar las diferentes opciones de automatismos para puertas que tienes disponibles, para que así puedas escoger la que mejor se ajuste a tus necesidades.

Puertas abatibles

Las puertas abatibles son unas de las más comunes y que vemos con mayor asiduidad en las entradas de garajes o viviendas. Cuentan con un sistema muy sencillo a la vez que eficaz, que consta de una o dos hojas en función del modelo de puerta, que pivotan directamente sobre un eje vertical, facilitando tanto la apertura como el cierre.

Puertas correderas

Las puertas correderas son una muy buena opción que aportan una total garantía, especialmente cuando en lugares que cuenten con huecos muy amplios para cubrir, y en los que la apertura y el cierre de la puerta es muy intensivo.

Resultan muy estables, tanto en el sistema de cierre / apertura como en la automatización, mostrándose como una apuesta segura. El único inconveniente es que para su instalación es necesario contar con suficiente espacio, para de esta manera asegurarnos de que no golpeará con ningún elemento al abrirse ni al cerrarse.

Puertas basculantes

La variedad de modelos de puertas basculantes que encontramos en el mercado es enorme, y la elección de uno u otro dependerá principalmente de las necesidades de cada persona, así como del espacio disponible. Este tipo de puertas normalmente suelen estar formadas por una hoja que se levanta, quedándose en la parte superior, aunque también hay modelos que constan de dos hojas que se pliegan, quedándose en el mismo lugar.

La principal ventaja de las puertas basculantes es que ocupan muy poco espacio, y se pueden instalar prácticamente en cualquier garaje.

Puertas enrollables

Las puertas enrollables son posiblemente las que más nos encontramos, ya que son las que cuentan con una mejor relación calidad – precio, y con la ventaja de que al enrollarse, la falta de espacio ya no es un problema. Funcionan como si se tratara de una persiana convencional, quedando recogida toda la puerta en la parte superior.

Puertas seccionales

Y por otro lado están las puertas seccionales, que con una gran variedad de modelos disponibles, se suelen adaptar sin problemas a todas las condiciones. Las más utilizadas son aquellas que se componen de paneles ensamblados los unos a los otros, que se adaptan a todo tipo de dimensiones.